$77MX

No disponible

Avísenme cuando el producto esté disponible

Fecha de lanzamiento

Agregar a
lista de deseos

Compartir

Paris, Texas (DVD)

Wenders, Wim

Formato
DVD
Categoría
Cine Europeo
Discográfica
Cine, Video Y T.V.

Idioma
Castellano
EAN
7506036064175
Paris, Texas (1984), Wim Wenders

Dirigida con absoluta maestría por el icónico cineasta alemán Wim Wenders (1945), contando con un estupendo guión a cargo del dramaturgo norteamericano Sam Shepard, espléndida fotografía a color a cargo del holandés Robby Müller -colaborador habitual de Wenders- y un excelente score musical por cuenta del guitarrista californiano Ry Cooder, "Paris, Texas" es un filme en que la acertada conjunción de talentos produce una verdadera obra de arte, justamente reconocida y premiada en su momento con la Palma de Oro en el Festival de Cannes, ni mas ni menos.

"Paris, Texas" es una película atípica en cuanto a que es absolutamente norteamericana, pero al mismo tiempo totalmente europea. Me explico: ubicando la historia en un árido paisaje de freeways típicamente norteamericano, con un acompañamiento musical también muy norteamericano, Wenders utiliza un muy europeo ritmo pausado y meditativo para construir su historia y desarrollar un meticuloso estudio sobre la persona del atormentado Travis Henderson (Harry Dean Stanton, excelente), un hombre que en algún momento huyó de las responsabilidades que le exigía la vida. En el punto en que inicia el filme, Travis está perdido en el desierto de Texas, vagando sin rumbo fijo. Tras colapsarse, exhausto, al entrar a un bar, es trasladado a una enfermería, a donde acude a recogerlo Walt (Dean Stockwell), su hermano, quien no le ha visto en poco más de cuatro años. Sin embargo Travis se ha marchado de nuevo y continúa su callado deambular a través del desierto. Finalmente Walt logra encontrarlo e inician el regreso a California. Pero en el primer motel donde se detienen a descansar, el silencioso Travis escapa de nuevo. Walt vuelve a localizarlo, y el espectador va enterándose -gracias a los monólogos de Walt, ya que su hermano simplemente lo mira, sin decir palabra- de una parte de la vida de Travis: nuestro hombre dejó atrás a Hunter, su hijo, cuando éste tenía tres años. Ahora tiene siete, y Walt se ha hecho cargo de él como si fuera su hijo. No le reprocha nada a Travis, sólo quiere saber por qué un dia simple y sencillamente se fue de casa, pero Travis continúa inmerso en su obstinado silencio. De pronto, en un momento del regreso, rompe su mutismo y, desdoblando una vieja fotografía, pregunta a Walt si pueden ir a Paris...

En ese momento inicia el reencuentro de Travis con la vida que dejó atrás; y así inicia también su intento para hallar una posible redención a través de su hijo, al tiempo que intentará esclarecer un suceso doloroso en el que tomó parte Jane (Nastassja Kinski, endiabladamente hermosa), esposa y verdadero amor de Travis, que es la causa del inusual comportamiento de nuestro protagonista y se encuentra ausente durante tres cuartas partes del filme. Así, nos encontramos con una especie de "segunda fase" dentro de la historia: una vez en conocimiento de qué sucede con Travis, debemos entender y comprender quién es Jane y los motivos que la impulsaron a hacer lo que hizo, acciones cuyas consecuencias tanto Travis como ella arrastran dolorosamente.

Ostentando el status de indiscutible clásico del séptimo arte contemporáneo, "Paris, Texas" es una película que transcurre con una lentitud cautivante, ya que los personajes no están construidos de la forma usual -por lo que sienten o lo que piensan, ni siquiera por lo que hacen-, sino por sus impresiones visuales, para lo que resulta fundamental el árido paisaje típico del sur norteamericano -bellamente fotografiado por Robby Müller-, que por momentos llega a perder su esencia meramente ubicatoria y pasa a convertirse en un personaje más del filme, logrando evocar en el espectador emociones que a su vez resultarán fundamentales para el desarrollo narrativo. Sabiamente, el peso del tiempo contemplativo en estos impresionantes espacios es magistralmente apoyado por los parcos diálogos, cuya solidez va preparando el terreno para esa famosa e inolvidable escena que es el extenso diálogo -por momentos monólogo- entre Travis y Jane a través de un vidrio reflejante, tal vez una de los más hermosas y poderosas declaraciones de soledad y fragilidad humana que podremos encontrar dentro de la historia del cine.

Ver Más

Ver Menos

Zoom

DISPONIBILIDAD EN SUCURSALES

Condesa
Polanco
Perisur
Roma
Santa Fe
Zona Rosa

Advertencia: Las existencias de nuestro sistema no son precisas al 100%, por lo que antes de dirigirte a una de nuestras sucursales, te recomendamos que llames por teléfono para confirmar su disponibilidad.

4.4

Calificación



8 votos

COMENTA SOBRE ESTE PRODUCTO

Recibe la información de nuestras novedades, recomendaciones y eventos.

Pagos y envíos


Copyright Cafebrería El Péndulo S.A. de C.V. 2017